Los 10 consejos que le daría al YO de hace 10 años

Todos sabemos que es mucho más fácil dar un consejo que seguirlo, sin embargo me he puesto a pensar, si tuviera la oportunidad de pasarle un poco de sabiduría a la versión puberta de mí mismo, a ese niño de 15 años que no se preocupaba por nada más que el plan del fin de semana y se reía de los consejos de los mayores con un descarado “eso a mí no me va a pasar”, a ese mocoso ¿qué le diría?

Para no debrayarme demasiado decidí hacerlo simple. Estos son los 10 consejos que le daría a la YO de hace 10 años:

  1. No hagas cosas buenas que parezcan malas: Mi papá toda mi infancia mientras esperábamos a que pasara el camión de la escuela por mí me decía, “no hagas cosas buenas que parezcan malas”, en su momento no comprendía realmente lo que esto significaba y seguramente le di el avión más de una vez. Esto puede ser tan simple como escribirle a tu ex para ver “¿Cómo está?”, algo que puede ser muy inocente en nuestras cabezas, pero cuando tu novia vea que te contesta un mensaje esta persona, créemelo, le VALDRA MADRES si le estabas preguntando la hora. Te ahorraras muchos problemas pendejos si lo haces. ¡Gracias papá!
  2. Siempre se honesto contigo mismo: Siempre muéstrate tal cual eres. No importa lo que la gente diga, si eres tú mismo, jamás tendrás que mentirte para aparentar ser alguien que no eres. A fin de cuentas, querrás tener a tu lado solamente a las personas que te quieren por quien eres y te aguanten con todos tus defectos y tus virtudes. El mayor problema de mentirte a ti mismo es, que si lo haces por mucho tiempo, deja de ser una mentira y haz dejado de ser quien realmente eres.
  3. Nunca esperes recibir más de lo que ofreces (y viceversa): ¿Cuántas veces nos hemos visto decepcionados porque alguien no cumple las expectativas que tenemos de ellos? Pero nunca nos sentamos a pensar, ¿Qué me hace a mí ser tan chingon con ellos que puedo pensar que debo de recibir un trato extraordinario? De igual manera, si estás dándole demasiado a una persona y esta no te trata de la misma manera, deja ir a esta persona, la vida es muy corta como para perder el tiempo con casos perdidos.
  4. La vida no son puros arcoíris y caritas felices: La vida te pondrá a prueba de maneras que jamás creíste posibles y cada una se sentirá como el fin del mundo. Es importante que sepas que el mundo no se acabara y siempre mirando para adelante saldrás de estos obstáculos. Apóyate en las personas que sabes que están ahí para ti, it’s ok to ask for help.
  5. It’s OK to ask for help: No tiene nada de malo pedir ayuda cuando lo necesitas. Si escoges a las personas indicadas para ayudarte, estas jamás pensaran menos de ti si saben que te encuentras en una situación vulnerable. Muchas veces las situaciones que vivimos nos rebasan y no podemos resolverlas por nuestra cuenta, y el pedir ayuda hará que en ti crezca esa humildad de predisponerte a ayudar a los demás cuando lo necesitan. No estás solo y nunca lo estarás.
  6. Si la gente puede verte la cara, lo hará: Quizá este sea un consejo un poco negativo, pero créeme, estarás más alerta y tomaras decisiones más inteligentes. “Un hombre precavido vale por dos”, que sabia frase, todos conocemos familias que tienen disputas casi mortales entre hermanos, si alguien que está predispuesto genéticamente para quererte puede llegar a tener malas intenciones ¿tú crees que alguien a quien le importas menos no lo haría? Espera lo mejor de las personas pero prepárate para lo peor de ellas.
  7. Escoge bien tus batallas: Ya sea con tus papás o con tu novia, evita esas peleas que bien sabes no tendrán ninguna trascendencia y lo único que hacen es desgastarte y hacer que todos pasen un mal rato.
  8. Siempre jálale al escusado: Otro consejo repetitivo de mi papá. Este solo lo menciono porque es asqueroso y nadie tiene por que saber que comiste el día anterior.
  9. Ama apasionadamente, da todo de ti: Tanto tú pareja, tu familia y tus amigos merecen recibir todo lo que tú les puedas dar. SI al final del día alguna de estas relaciones no funciona sabrás que diste todo de ti y no te quedara ese asqueroso “hubiera” en la cabeza.
  10. Todo lo que no harías si tu pareja estuviera alado de ti es un engaño: Sabes perfecto lo que haría enojar a tu pareja. Si estas por hacer algo que no harías si ella estuviera ahí, NO LO HAGAS, ¡no seas guey! Recuerda el respeto del compromiso en el que estas y todo lo dicho en el consejo anterior.

Iñigo Rego